¿Qué hacer si el seguro de salud te retira la cobertura?

¿Qué hacer si el seguro de salud te retira la cobertura?

Las listas de espera dentro de la sanidad pública no dejan de aumentar, por lo que muchos pacientes no se lo piensan dos veces a la hora de contratar un seguro de salud privado.

Precisamente, ese es el principal motivo de que el número de pólizas haya aumentado tanto en los últimos años: garantizan una asistencia médica, hospitalaria y quirúrgica más ágil y rápida.

Las principales ventajas de los seguros de salud son:

  • No es necesario acudir al médico de cabecera para acceder a los médicos especialistas.
  • Puedes elegir el hospital al que desees que te trasladen y el médico que quieras que te atienda.
  • Los acompañantes de los pacientes también disfrutarán de mayores beneficios durante su estancia hospitalaria.
  • También se suele asociar la medicina privada a tratamientos alternativos y nuevas técnicas.

Como cualquier seguro que contratemos, el precio no siempre es un buen indicativo a la hora de decidir qué póliza contratar. La clave es encontrar un equilibrio: ni una prima tan baja que apenas te cubra prestaciones, ni pagar una cantidad desorbitada por coberturas que jamás vas a aplicar.

Aunque las limitaciones a las coberturas de la póliza las incluye la propia aseguradora, muchas veces ellas mismas deniegan el cargo alegando que la enfermedad del asegurado era previa a la contratación del seguro y que esta no fue declarada en el cuestionario de salud.

Contra una situación similar a la descrita hemos estado luchando los últimos meses, cuando nuestro cliente demandó a su aseguradora por negarle la cobertura médica.

Caso Real

Nuestro cliente de 62 años tiene contratada una póliza de salud con AEGON SALUD COMPLETO.

Como todos los años, nuestro cliente hace una revisión médica y en la misma le mandan hacer una nueva prueba de esfuerzo. Una vez finalizada la prueba le indican que debe ser operado de urgencias para realizar un cateterismo, poniendo cita para dentro de 5 días (tiempo necesario para disponer de quirófano y material). Esto ocurre un martes y la operación está programada para el lunes siguiente.

Durante los siguientes días, nuestro cliente acude constantemente a las oficinas de AEGON donde dicen no saber nada. No obstante, le informan que el viernes le llegará un burofax donde le indicarán la resolución tomada por la aseguradora.

El viernes no llega ningún burofax y a la vista del grave problema que le viene encima, nuestro cliente solicita un préstamo para cubrir la operación de 21.320€, que tiene que abonar ese mismo día.

El lunes, mientras está en quirófano, su familia recibe el burofax de AEGON, donde dicen textualmente: “(…) AEGON rescinde su contrato de seguro de salud al haberse detectado al asegurado (…) la existencia de hecho o procesos que, de haber sido declarados en el cuestionario de salud (…)”

COMPENSATOR, desde el departamento jurídico, reclama a AEGON que “la actuación de nuestro representado ha sido correcta y adecuada por lo que debe proceder a la rehabilitación de la póliza de forma inmediata”.

Hace 1 mes de esta resolución y no solo no han integrado los gastos originados a nuestro cliente, sino que tampoco se han dignado a ofrecer una disculpa por todos los perjuicios ocasionados”.