¿Cuáles son los siniestros más comunes en los hogares españoles?

¿Cuáles son los siniestros más comunes en los hogares españoles?

A pesar de no ser obligatorio, los seguros de hogar se encuentran entre los más contratados en España, y es que se estima que cerca del 75% de los hogares españoles cuentan con uno. Según cifras de la Unespa (Unidad Española de Entidades Aseguradoras), uno de cada cuatro hogares asegurados en España sufren algún tipo de percance a lo largo del daño.

De la totalidad de los partes, la gran mayoría de las incidencias se podrían resumir en 5 percances:

Siniestros más frecuentes en el hogar

Fuente: Asociación ICEA

1- Goteras

Las goteras ocupan el puesto número 1 entre los siniestros más frecuentes en España. Para ser más concretos, en el año 2018 se dieron parte al seguro cerca de 2,5 millones por este tipo de percances, o lo que es lo mismo, 1 gotera cada 12 segundos.

No debemos olvidar que los daños por agua pueden, no solo afectar a nuestro hogar, sino también al de nuestros vecinos, en cuyo caso jugaría un papel fundamental la cobertura de responsabilidad civil del seguro.

Aunque las excepciones en este seguro vendrán dadas por las coberturas que tengas incluidas, básicamente las aseguradoras se desentienden cuando alegan una falta de mantenimiento como causa de los desperfectos. Por ejemplo, si se determina que esa filtración en la pared de tu hogar es consecuencia de no haber realizado un correcto mantenimiento del tejado, lo más probable es que el seguro se eche para atrás.

2- Rotura de cristales

Cada año se rompen en España 1,2 millones de cristales, en su gran mayoría ventanas y puertas, es decir, 1 cada 26 segundos.

Si tienes asegurada sólo tu vivienda (continente), tu seguro te protege ante los daños materiales que sufras como consecuencia de roturas accidentales en:

  • Lunas, mármoles, granitos, vidrios, espejos y cristales fijos que se hallen en las puertas, ventanas y partes exteriores de tu vivienda.

Si además tienes asegurado el contenido, es decir, los muebles y objetos de la vivienda, tu seguro se haría cargo, a través de la cobertura de cristales rotos, de roturas en:

  • Lunas, mármoles, vitrocerámicas, vidrios, espejos, cristales fijos y materiales similares que pertenezcan a los bienes de la vivienda y a las obras de mejora y decoración fijas.

En ambos casos, la cobertura es del 100% hasta el límite del capital asegurado.

3- Servicios de asistencia facilitados a través de las aseguradoras

Estos siniestros cubren un amplio abanico de posibilidades: problemas que requieran de la intervención de profesionales: reformas, servicios de reparación y bricolaje, incidencias que necesiten de restauración estética, etc

Aunque se sitúa en el tercer puesto dentro de los siniestros más habituales, más de 1 millón de partes a las aseguradoras incluyen algún tipo de estos servicios.

4- Daños eléctricos

En pleno 2020 todavía nos sentimos impotentes cuando se nos va la luz, ya que se convierte en un verdadero quebradero de cabeza.

Para que nos hagamos una idea, al año se producen cerca de 800.000 incidentes relacionados con algún problema eléctrico.

5- Fenómenos atmosféricos

Si bien es cierto que este tipo de incidentes depende de la zona en la que residas, los temporales de viento y nieve son bastante frecuentes en ciertas localidades españolas. No en vano, este tipo de incidentes acumularon más de 550.000 siniestros al año.

La especial casuística de este tipo de incidentes con respecto al resto es que, habitualmente, el coste de los daños causados por el clima suele ser elevado. Por ejemplo, en casos extremos de destrucción total de la vivienda, si no cuentas con un seguro de hogar, la cuantía máxima que puede ofrecer el Estado es de 12.600€, la cual resulta insuficiente, por lo que tú deberás hacer frente al resto de los costes a título personal.

¿Qué pasa con los robos e incendios?

Si bien los robos (casi 400.000 al año) y los incendios (en torno a los 100.000 al año) no son de los siniestros más frecuentes, si que se coronan como los más costosos, sólo por detrás de las goteras.

Aunque pueda resultar alarmante, se estima que el botín diario de un robo puede ascender hasta los 745.000 euros, mientras que un incendio puede dañar bienes por valor de hasta 600.000€.

Pasos a seguir para dar parte de un siniestro en el hogar

Como ocurre con todos los seguros, lo primero que debemos tener muy claro es qué coberturas están incluidas en nuestra póliza. En ocasiones nos llevamos más de un susto cuando verificamos que el tipo de seguro que estamos pagando no se adapta a nuestras necesidades.

Una vez verificado que el siniestro está incluido en las coberturas de nuestra póliza, deberíamos informar a nuestra aseguradora. Una vez les hemos puesto al día de la situación, tendremos que aportar una serie de datos relacionados con el incidente: cuándo se ha producido, donde, cuáles han sido las causas (si las conocemos), qué daños ha provocado…etc. Te recomendamos que realices esta comunicación con tu aseguradora cuanto antes, ya que existe un plazo de 7 días para poder dar el parte.

Una vez que el seguro recaba todos los datos necesarios, mandará a un perito a tu vivienda para que evalúe los daños y cuantifique los desperfectos ocasionados. En este punto te recomendamos que no realices ningún tipo de reparación por tu cuenta para evitar desacuerdos con tu aseguradora.

En un plazo que nunca debe superar los 40 días desde la fecha del siniestro, la compañía y el asegurado deberán acercar posturas y acordar el importe de la indemnización.

¿Qué pasa si no alcanzo un acuerdo con mi aseguradora?

En caso de que no haya acuerdo, nos encontramos con dos escenarios:

a) Que cada una de las partes designe a un nuevo perito para que vuelva a valorar el siniestro.

b) Que la compañía no quiera hacerse cargo del siniestro porque alega que no se produjo de forma accidental.

Tanto si no estás conforme con la decisión que te plantea tu aseguradora como si consideras que estás siendo víctima de una injusticia, te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros. Analizaremos tu caso y te informaremos de si tienes derecho a reclamar.



Abrir chat