¿SE PUEDE REPARAR UN COCHE DECLARADO SINIESTRO TOTAL?

Se puede reparar un coche declarado siniestro total

¿SE PUEDE REPARAR UN COCHE DECLARADO SINIESTRO TOTAL?

Muchas, muchísimas veces nos preguntan si se puede reparar un coche declarado siniestro total, así que vamos a intentar aclarar cualquier tipo de duda.

En los talleres se produce día tras día la misma situación: un cliente tiene un vehículo desde hace unos años, que cuida y mantiene en perfecto estado (habitualmente confiando en su taller), y que le hace un gran servicio. Un día entra en el taller con el coche golpeado en un accidente de tráfico por culpa de un tercero.

Salvo en los casos en los que el coche queda destrozado, el cliente espera que el responsable del siniestro se haga cargo de la reparación. En los talleres saben que, lamentablemente, la solución no siempre es tan sencilla.

¿Por qué la aseguradora declara el vehículo siniestro total?

¡Fácil! Porque así, el siniestro le sale mucho más barato a la aseguradora.

En muchas ocasiones, la compañía declara el coche como siniestro total por considerar que la reparación es anti-económica en relación con el valor del vehículo.

Si el coste de la reparación supera ligeramente el valor que la compañía le otorga al vehículo, lo declara pérdida total. En estos casos, el seguro abona sólo una parte del valor del vehículo, algo muy rentable para la compañía.

Además los restos del coche, por más dañado que esté, tienen un valor económico. La compañía deja en manos del cliente dichos restos para que los venda a un desguace y descuentan ese importe de la indemnización que tendrían que pagar al asegurado. Un negocio redondo… para el seguro.

¿Cómo calculan las compañías el valor del coche?

El valor que la aseguradora otorga al vehículo suele estar por debajo del valor real del mercado, cuando es este último el que debería tomarse como referencia.

Al asignar un valor inferior al real, las compañías se benefician doblemente. Por una parte, la indemnización que tendrán que pagar al asegurado es menor. Y por otra, cuanto más bajo sea el valor del coche, más fácil será que el coste de la reparación lo supere.

¿Y esto por qué? Porque las compañías suelen tener en cuenta el llamado “valor venal”, un concepto sin aplicación práctica para el asegurado. Pero ¿qué significa valor venal y valor de mercado?

¿Qué es el valor venal de un coche?

El valor venal del vehículo es el que establece el Ministerio de Hacienda en las tablas GANVAM, que son datos estadísticos sobre lo que podría valer un coche si quien nos lo compra es un concesionario. Además esta valoración se debe complementar con datos como año y mes de matriculación, kilómetros recorridos, extras, estado de conservación, etc…

¿Cual es el valor de mercado de un coche?

El valor de mercado o de reposición va en función de los precios que los coches de similares características tienen en el mercado del vehículo de segunda mano.

En la póliza de seguro del vehículo se establece el criterio por el cuál la compañía calculará el valor del coche en caso de siniestro. Puede ser el valor venal, el valor venal mejorado, el valor de nuevo o el valor de mercado.

Nos referimos, claro está, a siniestros causados por un tercero, en los que quede el coche siniestro total sin culpa del asegurado. Para recibir indemnización por los daños propios es necesario disponer de un contrato de seguro a todo riesgo.

Es muy común que los clientes revisen las condiciones del seguro de forma superficial. Solemos fijarnos si es a terceros, a todo riesgo con franquicia o sin ella, pero demasiadas veces pasamos por alto el criterio que se va a tener en cuenta a la hora de valorar el coche en caso de siniestro.

¿Qué pasa si me declaran el coche siniestro total?

Pues muy posiblemente tus intereses se verán perjudicados: Te quedas sin vehículo y recibes una indemnización con la que, en la mayoría de los casos, no podrás comprar un vehículo similar.

Por otra parte, también se perjudica a los talleres, ya que pierden la posibilidad de reparar el vehículo.

El Código Civil establece que cuando alguien sufre un daño, tiene derecho al total resarcimiento de ese daño. Por eso, si consideras que la indemnización por siniestro total no alcanza a resarcir los daños, no estás obligado a aceptarla salvo excepciones, pudiendo optar por reclamar a tu seguro el coste de la reparación.

En cualquier caso, tal y como explicamos a continuación, la declaración de siniestro total no impide la reparación del vehículo.

¿Si me dan siniestro el coche me lo puedo quedar?

. El coche siempre se puede reparar, ya que las reparaciones están dentro de los márgenes que las sentencias judiciales están marcando para la valoración de los coches. Otra cosa es que el contrario tenga la obligación de pagar cualquier precio, por lo cual existen unos márgenes variables sobre el valor de mercado. En términos generales, los jueces suelen aceptar la decisión de la reparación siempre que su coste no triplique el valor venal del vehículo.

Solo se puede considerar siniestro total:

  • cuando la diferencia entre el importe de la reparación y el valor del vehículo sea desorbitada,
  • cuando reparación afecte a la seguridad o integridad del vehículo,
  • en caso de incendio o cuando el vehículo es robado y no aparece nunca más, casos que hay que señalar al detallar las causas por las que se declara un siniestro total .

En la póliza se establece el importe de la indemnización máxima para cada uno de estos supuestos. Y cuando recibas tu indemnización, podrás utilizarla para pagar la reparación del coche. Eso sí, tendrás que volverlo a asegurar, pues la póliza que tenía quedará sin efecto.

Así, se puede arreglar un coche declarado siniestro total, siendo decisión del asegurado el hacerlo.

Por todo esto desde Compensator queremos dejar claro que el porcentaje de los vehículos que realmente son Pérdida Total, es infinitamente más bajo de lo que las aseguradoras nos hacen pensar.

Por ello es importante informar correctamente a los propietarios de los vehículos de sus derechos y de las opciones que tienen para reparar sus vehículos. Y aquí es cuando entran en juego los talleres de confianza de los asegurados.

El importante papel de los talleres

El cliente confía en su taller, que ha cuidado su coche durante años, y es importante que el taller se ponga del lado de su cliente, que es el propietario del vehículo, y no de la compañía de seguros.

¡No te creas todo lo que te cuente la aseguradora! Si tienes dudas, recuerda que puedes consultarnos de forma gratuita.