¿SON LOS PERITOS REALMENTE IMPARCIALES EN LOS ACCIDENTES DE TRÁFICO?

¿SON LOS PERITOS REALMENTE IMPARCIALES EN LOS ACCIDENTES DE TRÁFICO?

Es lógico que, si dan tu coche por siniestro total tras un accidente de tráfico, te preguntes si el perito y la aseguradora han evaluado tu caso con total imparcialidad sin tener en cuenta a qué compañía de seguros le tocará hacerse cargo de los daños. ¿Son los peritos y las aseguradoras imparciales con los clientes y los profesionales del taller en los accidentes de tráfico? He aquí la historia de Pedro, el mecánico que se fiaba de los peritos y se ha llevado varias sorpresas. ¡Descúbrelas!

Un mecánico de confianza que se preocupa por sus clientes

La historia de Pedro empieza como la de muchos autónomos en nuestro país. Un día decide montar su propio taller familiar y, para ello, invierte todos sus ahorros, coge dinero prestado de su familia y pide un préstamo al banco, poniendo la casa como aval. Al ser conocido en su localidad por su seriedad, eficiencia y calidad, tiene trabajo desde el principio y su facturación va creciendo a base de invertir muchas horas y dejarse media vida en el taller, ganándose a pulso la confianza de sus clientes.

¿Quién decide los precios y la reparación del taller?

Un día, le llega al taller el coche de un cliente con un gran golpe, fruto de un accidente de tráfico. El perito le indica que tendrá que hacer la reparación con piezas de segunda mano o, de lo contrario darán el coche por siniestro total. Hasta ese momento, Pedro siempre ha confiado en los peritos, asumiendo que son personas honradas y pagan lo debido al taller.

Solicitud de un presupuesto con piezas de segunda mano

En este caso, el perito le pide a Pedro que desmonte el coche y le envíe un presupuesto de la reparación. El proceso de desmontarlo, preguntar por los precios de las piezas, buscar por los desguaces las que podrían servirle para realizar la reparación y, por lo tanto, hacer el presupuesto solicitado consume 3 horas de su tiempo en las que no ha podido encargarse de ningún otro trabajo y, por lo tanto, no ha recibido ningún tipo de retribución.

La reducción de la tarifas del taller para evitar el siniestro total

Una semana más tarde, el cliente le dice a Pedro que le han insinuado desde la aseguradora que podrían darle el coche por siniestro porque los costes de reparación superan el valor del coche. Una vez más, el perito le da indicaciones al mecánico del taller: hay que reducir los precios de mano de obra, los tiempos y hacer un descuento por las piezas para evitar que el coche vaya al desguace.

Pedro no quiere perder ningún trabajo y mucho menos que su cliente se quede sin coche, por lo que acepta las condiciones del perito: solo le facturará 15 horas de las 21 que le llevará la reparación y se las cobrará a 24 €, tal y como decía el perito, en vez de a 29 €, que es su precio expuesto al público.

En resumen: a través del perito, la aseguradora ha conseguido que la reparación le salga por menos de 2 500 € + IVA, es decir, 3.025 €, de los cuales 360 € se corresponden con la mano de obra y 2.140 € con los materiales y la pintura.

¿Cambia la situación al reclamar a la aseguradora?

Cuando Pedro le comenta lo que va a hacer a su cliente, este le dice que espere porque ha contratado los servicios de una empresa especializada en reclamaciones a las aseguradoras, algo que, para sorpresa del mecánico del taller, cambiará mucho la situación.

El perito que respeta las tarifas y la reparación del taller

Lo primero que hace el perito contratado por su cliente es verificar los precios expuestos al público del taller y, a continuación, perita los daños del coche, parándose a comprobarlos y vertificarlos e indicándole al mecánico que puede ser reparado por los tiempos establecidos en el presupuesto, es decir, 21 horas a precio de taller, que en este caso son 29 €, y con piezas originales o de competencia, especificando que la defensa trasera que el anterior perito mandaba reparar se pondrá nueva.

En resumen, tras la reclamación, la reparación sale a 3.819 € + IVA, es decir, 4.620 € en total. Pedro entrega el coche y le pagan la factura. Cuando su cliente vuelve al taller un tiempo después por un roce en una aleta, le pregunta a Pedro si su aseguradora le había pagado la reparación y este le indica que lo ha hecho la compañía de seguros del coche contrario con sentencia de un juez.

¿Quién se beneficia de la reparación en un accidente de tráfico?

Pedro siempre había pensado que los peritos de las aseguradoras velaban porque se hicieran bien los trabajos y dar orden de pago, pero esta historia ha cambiado su perspectiva.

Con ella se ha dado cuenta de que, trabajando 12 horas y apenas llegando para ganarse un sueldo, al final, quien se beneficia de su empresa son las aseguradoras que, a través del Convenio por Daños Materiales y la confianza de sus asegurados, intentan pagar lo mínimo posible a costa de sus clientes y los profesionales del taller, a menos que cuenten con una empresa de confianza para reclamar a la aseguradora como Compensator. 😉

¿Necesitas hacer una reclamación a la aseguradora por un accidente de tráfico? ¡Contáctanos!