Caso REAL: “tu vehículo es siniestro total, toma 600€, y nada más que hablar”

Caso REAL: “tu vehículo es siniestro total, toma 600€, y nada más que hablar”

Decenas de historias llegan a nuestras oficinas mes a mes, y muchas de ellas nos llaman poderosamente la atención a pesar de estar acostumbrados a lidiar con la miseria de muchas compañías aseguradoras. Hoy traemos un nuevo caso real de un siniestro total en Mutua Madrileña para ilustrarlo. Esta vez, contado en primera persona por nuestra clienta.

¡Sigue la historia!

Siniestro total

“Estoy en casa, tranquila y con mi familia, como un día cualquiera, y de pronto recibo una llamada de la Policía. Me alertan de que mi coche (que estaba aparcado cerca del lugar donde vivo en Vigo) ha sido golpeado por otro vehículo.

Tras recomponerme del susto, doy parte a mi aseguradora Mutua Madrileña, esperando una respuesta acorde a lo ocurrido o una posible solución. Una vez peritado mi coche (un FIAT Stilo 1.9 JTD Racing 3P), la compañía decide declararlo como siniestro total. ¿Lo que me ofrecen por el vehículo? ¡600€!”

¡Todavía peor!

“Me eché las manos a la cabeza. Resulta que soy víctima de un accidente en el que ni siquiera estoy presente, me quedo sin poder reparar mi coche, y la aseguradora me deja tirada. Todo en muy poco tiempo, y sin que yo haya tenido culpa de nada.

¡Pero la cosa no termina ahí!

Lo más increíble de todo es que el vehículo contrario también estaba asegurado en la misma compañía (Mutua Madrileña), y yo no fui informada de ello. Cuando esto ocurre, la compañía está obligada a comunicar este conflicto de intereses al asegurado.”

La reclamación con Compensator

“En vista de la situación, y viéndome una clara víctima de injusticia, me decido a reclamar con Compensator. Para mi sorpresa, después de sus averiguaciones, los profesionales me indican que van a reclamar en el juzgado 4.310,46€.

Lo cierto es que, a pesar de estar convencida de que podía conseguir más de lo ofrecido, me mostré escéptica con respecto a esta cantidad.

Sin embargo, se ganó con costas. Fui indemnizada por 4.310,46€ más intereses, y todo me salió gratis.”

Nuestra conclusión

Estas situaciones parecen excepcionales, pero lo cierto es que ocurren más a menudo de lo que a cualquier asegurado le gustaría. También es muy común que los clientes de una compañía de seguros desconozcan sus derechos o tengan miedo a las consecuencias de una reclamación.

Sin embargo, la experiencia nos dice que una reclamación puede salir muy a cuenta, especialmente cuando claramente la compañía no está actuando como debería o está ocultando información.

Rodéate de los profesionales de Compensator para acompañarte durante todo el proceso. ¡No estás solo!

  • Lee aquí el anterior caso real y visita nuestro canal de Youtube para saber más.


Abrir chat