Reclamaciones

A pesar de no ser obligatorio, los seguros de hogar se encuentran entre los más contratados en España, y es que se estima que cerca del 75% de los hogares españoles cuentan con uno. Según cifras de la Unespa (Unidad Española de Entidades Aseguradoras), uno de cada cuatro hogares asegurados en España sufren algún tipo de percance a lo largo del daño.

Aunque debemos reclamar a nuestra aseguradora siempre que consideremos que estamos siendo víctimas de una injusticia, no es lo mismo estar negociando por la cuantía de la indemnización, que por la cobertura de unos costes sanitarios que, sin ellos, afectarán de por vida al nivel de vida de sus clientes.